¿Qué es oxidación?: El mito de los antioxidantes

antioxidantes


El negocio de los antioxidantes está en auge. Este crecimiento económico es impulsado por la comprensible esperanza humana de que podamos mejorar nuestra salud simplemente agregando algo a nuestra dieta. Los humanos queremos desesperadamente creer en el poder de estos productos vegetales. Incluso si no estamos seguros de lo bien que funcionan o lo que realmente hacen, ¿Por qué no consumirlos? ¿Qué tenemos que perder?

Las empresas que venden suplementos de antioxidantes utilizan generalmente la siguiente excusa: Los radicales libres dañan nuestras células desde adentro hacia afuera mediante un proceso llamado "oxidación" (esto es cierto). Si no se controla, la oxidación causa estragos en la maquinaria celular, incluido el ADN, lo que aumenta nuestro riesgo de cáncer, envejecimiento y otras enfermedades crónicas (esto también es cierto). 
Por lo tanto, debemos consumir antioxidantes, para neutralizar estos radicales libres peligrosos antes de que puedan hacernos daño.


El mito de los antioxidantes

Pero la verdad es que la teoría de la cura antioxidante es simplemente incorrecta. Esto es lo que los anuncios de antioxidantes no nos dicen: Aunque los antioxidantes pueden funcionar en tubos de ensayo, la gran mayoría no funcionan dentro del cuerpo humano.
La mayoría de los antioxidantes tienen "mala biodisponibilidad", nos resultan muy difíciles de absorber, se transforman en otra cosa antes de la absorción y/o se eliminan rápidamente del cuerpo antes de que puedan llegar a nuestras células.
Incluso algunos antioxidantes pueden ser tóxicos en dosis altas; un buen ejemplo es el selenio.
En resumen, no hay ninguna razón científica para creer que comer antioxidantes mejora la salud humana.

Sí, es cierto que el exceso de radicales libres y la oxidación pueden causar problemas de salud a lo largo del tiempo. Pero consumir más antioxidantes NO es la respuesta. La respuesta es entender qué es la oxidación y qué la causa para poder combatirla en forma eficaz.


¿Qué es oxidación?

La oxidación es un proceso natural que ocurre constantemente dentro de nuestras células como resultado de las reacciones químicas necesarias para extraer energía de los alimentos.
Los radicales libres también se forman cuando estamos expuestos a la radiación solar. Dado que cierta cantidad de oxidación es normal y natural, la “madre naturaleza” en su infinita sabiduría ha armado a nuestras células con su propio antioxidante interno llamado glutatión, capaz por si solo de limpiar esos molestos radicales libres. En circunstancias normales, el glutatión es suficiente para protegernos de los niveles naturales de oxidación, manteniendo en equilibrio las fuerzas de oxidación - antioxidación.


¿De qué realmente deberíamos preocuparnos?

Deberíamos preocuparnos, por ejemplo, porque el azúcar y otros carbohidratos refinados son potentes promotores de la oxidación y producción de radicales libres. Estos azúcares y almidones concentrados de forma no natural abruman las vías químicas de nuestras células, generando muchos más radicales libres de los que puede manejar el glutatión.


Los alimentos procesados ​​pueden ser la fuente más importante de exceso de radicales libres en nuestras vidas modernas, pero ciertamente hay otros, incluido el consumo de alcohol y el tabaquismo.


El caso “Pom Wonderful”

En el año 2002 se creó en California (USA) una empresa llamada Pom Wonderful que vende jugo de granada embotellado (la granada es una fruta con un gran número de antioxidantes), y así se lo hace saber la empresa a los consumidores: su estrategia de ventas está basada en la gran capacidad antioxidante de esta bebida. Hoy, dicha empresa se ha transformado en un monstruo y ya se ha instalado en varios países.
Pom Wonderful

Sí, Pom Wonderful está cargado de antioxidantes, elagitaninos y antocianinas, para ser exactos. Pero, ¿qué porcentaje de estos antioxidantes milagrosos podemos absorber en nuestros cuerpos? Solo alrededor del 0.2% de las antocianinas se absorben, y los elagitaninos se destruyen antes de que tengamos la oportunidad de siquiera tratar de absorberlos.

Entonces, ¿qué es lo que realmente se absorbe de esa botella curvilínea de líquido púrpura? ¡La friolera de 32 gramos de azúcar, un poderoso promotor de la oxidación! De hecho, los consumidores están gastando su dinero para comprar lo contrario de lo que les dijeron que recibirían. Pom Wonderful no combate los radicales libres, literalmente causa que se formen más cantidad, aumentando el daño oxidativo dentro del cuerpo. Cada vez que lo bebe, está acelerando el envejecimiento y aumentando su riesgo de cáncer, diabetes, etc. además de aumentar de peso. Y Pom Wonderful es solo un ejemplo de esta peligrosa estrategia de comercialización. Cualquier suplemento antioxidante, bebida, extracto o alimento que contenga azúcar promueve la oxidación.


Para terminar…

Sea inteligente acerca de su salud. No necesitas que te vendan lo que has tenido dentro de ti todo el tiempo. Confíe en la capacidad de sus propios antioxidantes internos. Déles una oportunidad brindándoles los alimentos para los cuales fueron diseñados. Consuma alimentos enteros reales y evite los carbohidratos refinados como el azúcar, la harina y productos procesados ​​tanto como sea posible. Deje de tirar su dinero en extractos, la ciencia es bastante clara: los suplementos vegetales de alta tecnología y las botellas de jugo no lo salvarán. Va a tener que ayudarse a la vieja usanza: alimentándose bien.


Referencias:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28450007
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19437486


No hay comentarios:

Publicar un comentario