El consumo frecuente de bebidas energizantes aumenta el riesgo de derrame cerebral e infarto al corazón

Bebidas energizantes


Beber solo una lata y media de bebidas energéticas es suficiente para estrechar los vasos sanguíneos, asegura un nuevo estudio científico. Estas bebidas muy abundantes en azúcar y cafeína bloquean los vasos, lo que puede provocar un derrame cerebral o un ataque al corazón si los productos se consumen regularmente.

Según la investigación, los hombres y mujeres jóvenes y sanos experimentaron una disminución notable de la función poco después de consumir una única lata regular de 24 US oz (unos 700 cc), equivalente a casi tres latas de 250 ml de latas de Red Bull o una lata y media de 500 ml de Monster Energy .

El estudio es el primero en arrojar luz sobre el posible mecanismo que vincula el alto consumo de bebidas energéticas con un mayor riesgo de síndrome metabólico.


El síndrome metabólico es un grupo de trastornos como la diabetes, la presión arterial alta y la obesidad que desencadenan enfermedades cardiovasculares y otras afecciones que afectan los vasos sanguíneos.


El estudio presentado en una conferencia de la American Heart Association en Chicago se basó en 44 estudiantes de medicina no fumadores de entre 20 y 30 años.
La flexibilidad de sus vasos sanguíneos se midió utilizando una técnica llamada dilatación mediada por el flujo arterial (FMD). De antemano, la dilatación del vaso tenía un promedio de 5,1% de diámetro.

Pero 90 minutos después de tomar la bebida energética esta cayó a 2.8%. El Dr. John Higgins, de la Universidad de Texas en Houston, dijo que esto sugería "un deterioro agudo de la función vascular". Las bebidas energéticas se han asociado anteriormente con muchos problemas de salud asociados con el corazón, nerviosos y estomacales. Algunos expertos creen que los efectos secundarios cardiovasculares podrían estar relacionados con su impacto en la función de los vasos sanguíneos o endoteliales. Así que el Dr. Higgins y sus colegas probaron esto antes y después de que los participantes consumieran la bebida.

El Dr. Higgins dijo: "A medida que las bebidas energéticas se están volviendo más y más populares, es importante estudiar los efectos de estas bebidas en quienes las consumen con frecuencia y determinar mejor cuál es un patrón de consumo seguro, si es que hay alguno".

A principios de este año, un estudio reveló que casi el 70% de los niños de 10 a 17 años en el Reino Unido consumen bebidas energéticas, más que en cualquier otro lugar de Europa.
Estas bebidas, que se han relacionado con dolores de cabeza, dolor abdominal e insomnio, pueden contener hasta 160 mg de cafeína, a pesar de que 105 mg son el límite diario seguro para niños de 11 años. La venta de bebidas energéticas en Estados Unidos y Europa aumentó un 185% entre 2006 y 2015.


¿Qué ocurre cuando consumes bebidas energéticas regularmente?

  • Los vasos se vuelven menos flexibles a medida que las células que los recubren responden a los alimentos y bebidas que contienen grasas y azúcares que circulan en la sangre.
  • Esto los hace más susceptibles a la acumulación de colesterol que puede conducir a enfermedades cardíacas. Los cambios a corto plazo son normales y suelen durar varias horas. Pero si repetidamente consumimos alimentos o bebidas poco saludables, puede provocar enfermedades cardiovasculares.
  • Los investigadores creen que la cafeína, la taurina, el azúcar y los ingredientes de hierbas en las bebidas energéticas son perjudiciales para el endotelio, el revestimiento de los vasos sanguíneos.
  • La cafeína puede hacer que las paredes de los vasos sanguíneos se contraigan, lo que lleva a un estrechamiento de las mismas.
  • También libera hormonas de estrés adicionales, como la adrenalina, que pueden aumentar temporalmente la presión arterial.



Referencia:
https://www.sciencedaily.com/releases/2018/11/181105081738.htm


Agregar fibra refinada a los alimentos procesados podría tener efectos negativos para la salud


Fibra


Agregar fibra refinada a los alimentos procesados ​​podría tener efectos negativos en la salud humana, como promover el cáncer de hígado, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Georgia y la Universidad de Toledo (Ohio, Estados Unidos).

La evidencia acumulada demuestra que el consumo de alimentos integrales naturalmente ricos en fibra confiere una serie de beneficios para la salud. Esto, combinado con la apreciación por parte de muchos consumidores de que sus dietas carecen de tales fibras, ha llevado a la industria alimentaria a enriquecer los alimentos con fibras solubles altamente refinadas, como la inulina. Generalmente, los alimentos que contienen fibras suplementadas se comercializan como productos que promueven la salud. Este estudio plantea serias preocupaciones sobre la seguridad de agregar fibra refinada a los alimentos procesados.

Los investigadores se propusieron probar la idea de que una dieta enriquecida con inulina refinada podría ayudar a combatir las complicaciones asociadas con la obesidad en ratones. Pero si bien una dieta que contenía inulina evitaba la obesidad, algunos de los ratones comenzaron a desarrollar ictericia. Y después de seis meses, muchos de estos ratones desarrollaron cáncer de hígado.

"Tal descubrimiento fue realmente sorprendente", dijo el Dr. Matam Vijay-Kumar de la Universidad de Toledo y autor principal del estudio, "pero al mismo tiempo reconocimos su importancia potencial y aceptamos el desafío de explorar cómo se procesa la fibra soluble en la dieta”.

A pesar de que este estudio se realizó en ratones, tiene implicaciones potenciales para la salud humana, especialmente en contra del enriquecimiento de alimentos procesados ​​con fibra fermentable altamente refinada.

"Estos hallazgos indican que los alimentos enriquecidos con fibras refinadas pueden no equivaler a los beneficios de comer frutas y verduras naturalmente ricas en fibra soluble", dijo el Dr. Andrew Gewirtz, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas del Estado de Georgia y uno de los autores del estudio. “Además, puede resultar en cáncer de hígado potencialmente mortal en algunas personas”.

“La inulina utilizada proviene de la raíz de achicoria, no de un alimento que normalmente comeríamos. Además, durante la extracción y el procesamiento de la fibra, pasa por un proceso químico ", dijo Vishal Singh, becario postdoctoral de la Universidad de Toledo y uno de los principales investigadores del estudio.

La mayoría de los ratones que desarrollaron cáncer de hígado en este estudio tenían disbiosis preexistente, es decir, una composición de microbiota intestinal alterada, que se encontró que juega un papel importante en la promoción del cáncer de hígado.

Estos hallazgos resaltan la necesidad de más estudios que analicen los efectos del consumo de fibra refinada en humanos, y especialmente en la salud del hígado.

"Hemos demostrado de manera importante que la fibra soluble, aunque en general tiene un efecto beneficioso sobre la salud, también puede ser perjudicial, lo que lleva a enfermedades tan graves como el cáncer de hígado", dijo el Dr. Benoit Chassaing, profesor asistente en el Instituto de Neurociencias del Estado de Georgia. “Sin embargo, no queremos promover que la fibra sea mala. Más bien, nuestra investigación destaca que enriquecer los alimentos procesados ​​con fibra puede no ser seguro para ciertas personas, sobre todo aquellas con disbiosis bacteriana intestinal, en quienes el consumo de fibra refinada puede provocar cáncer de hígado”.


Referencia:
https://news.gsu.edu/2018/10/18/adding-refined-fiber-to-processed-food-could-have-negative-health-effects-study-finds/